Visita a Es Vedrà, la roca mágica.

Todos dicen que Ibiza es un lugar mágico por muchas razones, pero hay un lugar donde la fuerza magnética y la sensación de serenidad es más palpable. Hablamos de Es Vedrà.

Pertenece al llamado triángulo del silencio: el peñón de Ifach en Calpe, la Isla Dragonera, al Suroeste de Mallorca, y Es Vedrà, en el Suroeste de Ibiza.

La más conocida es ésta última, donde dicen que vivió una temporada Mike Oldfield, y donde parece ser que es donde se inspiró para varios álbumes, entre ellos el famoso Tubular Bells.

Cuentan muchas historias sobre la energía magnética del islote, y sobre extrañas apariciones y sonidos, pero fuerzas inexplicables a parte, Es Vedrà  es un verdadero espectáculo de la naturaleza, que no te puedes perder si te acercas a las pitiusas. La única manera de disfrutarla es por mar, si quieres realmente experimentar la energía y sensación que transmite el estar cerca del lugar.

Justo delante, encontramos restaurantes fantásticos donde bajar a disfrutar lo que nos puede ofrecer la comida mediterránea, buen pescado, buen marisco e increíbles arroces. Así que podemos usar el dingui que tengamos a bordo para bajar hasta la playa, y llegar así a los restaurantes que tengamos en la zona.

Hablamos del restaurante El Carmen, y de Es Boldadó. Quizá este último sea el más conocido, sobretodo por sus calderetas.

 

Terminada nuestra comida y sobremesa, ya sea en alguno de estos restaurantes, bien en la playa, o a bordo, sólo nos queda tomar el sol, disfrutar de las aguas ibicencas navegando alrededor del islote, y esperar para experimentar la sensación mágica de contemplar como el mar engulle el sol con Es Vedrá de fondo. Uno de los mejores atardeceres de los que se pueden disfrutar en las pitiusas.

Una visita totalmente recomendada. No dudes en contactarnos y consultarnos qué rutas son las mejores para tu/s día/s de navegación.